Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Petición de afiliación normal
Sáb Mar 21, 2015 8:13 am por Invitado

» Confesionario.
Miér Mar 11, 2015 2:00 pm por Samuel N. Gladney

» Petición de afiliación elite.
Mar Mar 10, 2015 2:05 pm por Beauty is Terror

» Veggie Lunch - Libre
Mar Mar 10, 2015 12:58 am por Laurence Crawford

» Dile algo al de arriba.
Dom Mar 08, 2015 1:51 pm por M. Joy Banks

» Registro de Identidad.
Dom Mar 08, 2015 12:55 pm por Beauty is Terror

» Registro: Theresa Corcoran
Dom Mar 08, 2015 12:54 pm por Beauty is Terror

» Registro de Grupo.
Dom Mar 08, 2015 12:12 am por Laurence Crawford

» Trama Global: A la caridad.
Sáb Mar 07, 2015 9:30 pm por Tanisha A. Moore

Ambientación
Theresa Corcoran, ¿te suena ese nombre? ¿Lo reconoces? Era amiga tuya, tal vez novia o quizá hermana, tu peor enemiga o el amor de tu vida. Desapareció, murió. ¿Suicidio o asesinato? Nadie lo sabe, pero hay algo seguro... los secretos que creíste enterrados cobrarán vida. Este es el inicio de todo... ten cuidado.
NORMAS BÁSICAS
I. El respeto es supremamente importante.
II. No hay mínimo de líneas.
III. ChatBox es libre, puede ser on-rol u off-rol, pero no puedes rolear en ella.
IV. ¡Disfruta del foro!
ADMINISTRACIÓN
SABÍAS QUÉ.
PRONTO.
COPYRIGHT
BEAUTY IS TERROR se inspira en los libros The Secret History de Donna Tartt y 13 Reasons Why de Jay Asher. Las imágenes pertenecen a sus creadores, la administración simplemente ha editado las msimas. Los códigos y demás información pertenece al foro y sus usuarios, por favor, no tomar sin el debido permiso.
AWARDS
AQUÍ VAN LOS PREMIOS

Keep saying you don't care – Delia.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por J. Gibson Williams el Vie Feb 13, 2015 5:40 pm

but you're not going anywhere.
Conocía aquel rincón del Vatcher casi tanto como la palma de su mano y no precisamente porque viviese de ese lado de la zona. Lo hacía del contrario, ¿por qué, entonces, se encontraba allí a las nueve de la noche? La respuesta era simple: Cordelia. Desde que cortaran casi toda comunicación tras la desaparición de Theresa, y la distancia se interpusiera entre ambos, las cosas parecían ir de mal en peor. Si no hacía algo al respecto aquella misma noche explotaría la bomba y, dadas las circunstancias, Gibson estaba prácticamente atado de manos. No podía elegir entre su madre y la pecosa, así de sencilla era la ecuación.

Pensando en una buena excusa para evitar que la chica cometiera el peor error de su vida, o buscando quizás que su madre saliera inmune de todo aquello, esperó pacientemente a que el lujoso automóvil de Jeffrey abandonara la gran casa familiar de su clan. Cuando lo hizo, volvió a encender el motor de su jeep de segunda mano y condujo los pocos metros que le separaban de su destino. Gibson se tomó unos segundos antes de abandonar su vehículo y plantarse frente a la puerta trasera, lugar por donde sabía de antemano que la rubia saldría para coger su propio auto y seguir a su progenitor. E iba a impedirlo. A pesar de ser él mismo quien quería desenmascararle y arruinar su familia no era capaz de traicionar de esa forma a su madre, pues era con ella con quien Jeffrey pasaría el idílico fin de semana de San Valentín en algún lugar lejos de Rutland.

Su estómago se retorció de solo pensarlo, y casi al instante, apoyó uno de sus brazos en el marco de la puerta para así bloquear el camino de la chica cuando esta la abriera. Y lo logró. Delia casi se estrella contra su torso cuando apresuradamente intentaba escabullirse de casa. — No has respondido mis mensajes. — le informó, como si esa fuese la verdadera razón por la que estaba allí.
Febrero 13, 21:07 hrs — Residencia de Jeffrey Vatcher.
BEAUTY IS TERROR


...


Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 12/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t34-williams-gibson

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por Delia N. Vatcher el Vie Feb 13, 2015 7:06 pm

Who the hell you think you are?
Había estado meses con aquella idea entre ceja y ceja, a veces la rubia se volvía indecisa a la hora de dar un último paso, pero una vez tenía la convicción de hacer algo, suponía un hecho irremediable. Sin duda, Delia Vatcher había demostrado aquello en el último año de vida, pese a que sus padres hubiera tratado de poner punto y final a sus pretensiones de lavar sus trapos sucios en casa, ella había decidido que si no accedían tendría que tomar sus propias medidas.
Otro asunto eran todas aquella que tenía que ver con la gran confusión que el redescubierto Gibson Williams suponía en su vida. ¿Quién iba a pesar que el compañero gracioso y guapete de laboratorio era en realidad un Vatcher por derecho, tanto como ella? Y pesar de que pudiera parecerlo, aquella no era la cosa más confusa de todas las referentes al muchacho.

Había optado por fingir que nada había ocurrido, y que nada volvería a ocurrir, desde la discusión y posterior desaparición - y su encuentro cabe decir, en no las mejores circunstancias - Delia había estado pagando la factura de todo lo que implicaba a su hermanastro y Theresa. Pero aquello sin duda no podría ser la razón que la apartara de la misión marcada en rojo para el 13 de febrero.
No eran pocas las fechas similares de aquel mitad de mes en las que su padre había desaparecido por días debido a grandes cargas de trabajo. La muchacha sabía que pese a todo, la clínica actualmente no requería trabajo de más y al parecer, no había reuniones con inversores extranjeros. Dispuesta a averiguar de que se trataba todo aquello, ajustó su bufanda al cuello y abrió la puerta, estampándose directamente contra alguien cuyo aroma reconocería ya en cualquier parte.

Bufó. — Mierda, ¿qué se supone que crees que haces aquí? — se quejó, porque desde luego no era una visita habitual y ella tenía sus propias sospechas. Había ignorado el móvil a conciencia, no estando segura de que cualquier cosa que el dijera no le fuera a distraer de sus planes principales. — Me estás retrasando Williams, no tengo tiempo para juegecitos. Voy a seguir a mi padre, ¿usaremos tu jeep? — ¿estaba allí para ayudarle? Tenían el mismo objetivo a fin de cuentas, pero él había estado tan esquivo con algunos temas, que Delia empezaba a dudar de qué diablos estaba ocurriendo.

Febrero 13, 21:07 hrs — Residencia de Jeffrey Vatcher.
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 12/02/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t35-vatcher-delia-n

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por J. Gibson Williams el Vie Feb 13, 2015 7:37 pm

but you're not going anywhere.
No has respondido mis mensajes. — volvió a repetir como respuesta a la pregunta que ella misma había formulado, evitando de esa forma revelar sus verdaderas intenciones. Por un momento, el chico se tomó el tiempo de examinar a la rubia minuciosamente, como si por el simple hecho de mirarle de esa forma pudiese deducir exactamente las cosas que pasaban por esa cabecita. Obviamente no lo logró, así que aún con su brazo en la puerta, bloqueando la salida, se irguió todo lo que pudo en su casi metro noventa de estatura.  — ¿Qué parte de ‘mientras más me evites más voy a aparecer de improviso’ no te quedó clara? — podía sonar como un stalker cualquiera, pero así estaban las cosas ahora. Le tenía bajo radar, incluso más que antes, a ella y a cada uno de los miembros de su estúpida familia.

Gibson chasqueó la lengua y se hizo a un lado a regañadientes, accediendo finalmente a su indirecta petición. — Claro que usaremos mi jeep. No pienso poner un pie dentro de ese auto de Barbie que tienes. — era diminuto y extremadamente femenino para cualquiera que tuviese dos dedos de frente. Excepto para ella, que parecía más bien una especie de princesita salida de cuento que una Vatcher del montón. Se acomodó el gorro de la chaqueta y emprendió camino de regreso a su automóvil sin siquiera mirar hacia atrás para corroborar que efectivamente le estuviese siguiendo en vez de salir disparada en la dirección contraria para hacer las cosas por su propia cuenta. Sabía que estaba tan solo unos pasos tras él, casi pisándole los talones; a esa altura podía sentir su presencia casi en cualquier sitio, sobre todo cuando en el lugar no había nadie más a excepción de ellos.

Tras acomodarse en el asiento del piloto y ponerse el cinturón, bloqueó las puertas por pura costumbre antes de encender el motor. — ¿Y bien? ¿No piensas contestar mi pregunta? — no pensaba dejar el tema de lado, al menos por lo pronto. Además, necesitaba distraerle con algo mientras conducía en la dirección contraria a la de Jeffrey. Porque si pensaba que ceder con el auto significaba que su plan cambiaría, estaba muy equivocada.
BEAUTY IS TERROR


...


Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 12/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t34-williams-gibson

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por Delia N. Vatcher el Sáb Feb 14, 2015 4:51 pm

Who the hell you think you are?
Delia bufó, sintiéndose como un animalillo acorralado ante la insistencia de Gibson. — Te he escuchado la primera vez, joder. — mustió, siendo muy consciente de que con esas tampoco le estaba ofreciendo una respuesta, pero ¿qué podía decir que él ya no viera venir? Prefería evitar el contacto por razones evidentes, precisamente con más razones aquella noche, pero tampoco podía ocultar que en cierta manera las mariposas le bailaban en el estómago ante la idea de que él estuviera allí. No tuvo otro remedio que devolverle aquella intensa mirada, repasando de arriba a abajo el imponente metro noventa del muchacho, para acabar mordiéndose el labio antes de escabullirse por el hueco entre su cuerpo, su brazo y el quicio de la puerta. — ¿Y qué parte de que todo lo que hago está plenamente justificado no has entendido tú? — soltó mientras se giraba con una sonrisita de suficiencia bailándole entre los labios. Ella encontraba incluso plenamente justificado el hecho de seguir a su propio padre, lo que le mataba del asunto es que pese a las ganas que tenía de compartir tiempo con el chico de los Williams, comprendía que nada estaba cerca de justificar todo aquello.

Por alguna extraña razón, lejos de acercarse a su coche de Barbie según la opinión del muchacho, simplemente siguió sus pasos casi de puntillas, sin mirar demasiado a la casona que dejaban atrás, sabía que si encontraba a alguien de su familia mirando desde alguna ventana, sus planes se irían al traste y tendría que dar más de una explicación a la que no estaba dispuesta. — Perdona, no sufro de alta testosterona, teniendo que suplir mis carencias con el coche que conduzco. — se burlo, mientras se encaramaba de manera ágil a aquel mastodonte en el que ella desentonaba por completo.
Alzó una ceja al notar el pequeño click del seguro de las puertas, riendo entre dientes. — ¿Tan enfadado estás por que no conteste a tus mensajes que crees que será tan incómodo como para lanzarme en marcha de este mastodonte? — comentó como si nada, mientras iniciaban la marcha y ella comprobaba algunos datos en su teléfono, de manera descarada e intentando provocar molestias en el chico por ahora si atender a aquel trasto.

Giró su rostro, ladeando la cabeza en la dirección del piloto y suspirando cansinamente. — ¿Desde cuando somos de esas personas que se dan explicaciones, Gibson? Hoy no quería interrupciones, creo que lo sabes desde que te hablé de este fin de semana... cuando aún podíamos hablar tranquilamente. — lo echaba de menos, y le aterraba que así fuera, por la presencia del chico tenía un efecto extraño en el que todas las caretas falsas fruto de criarse entre Vatcher acababan por derrumbarse.
El localizador se su teléfono pitó, el punto que suponían ellos dos iba en dirección contraría al collar de Tonks, el viejo labrador de la familia, que por supuesto contenía un localizador para posibles fugas perrunas. — ¿Qué intentas hacer?, ¡No es por aquí! — se quejó, agitándose de manera nerviosa en su asiento.
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 12/02/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t35-vatcher-delia-n

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por J. Gibson Williams el Sáb Feb 14, 2015 9:04 pm

but you're not going anywhere.
Podría haber contestado que no todo tenía plena justificación, que habían muchos vacíos y cosas que estaban muy mal vistas a ojos de más de algún habitante de Rutland y que, sin embargo, acabaron por suceder. Pese a ello, y a tener las palabras en la punta de la lengua, calló, enfocándose únicamente en conducir por las oscuras calles de la zona Vatcher hasta llegar a la rotonda. — No estoy enfadado. — mintió deliberadamente. No quería que supiera que le importaba y, por sobre todas las cosas, no quería que supiera que sus actitudes algo infantiles habían calado más allá de lo que estaba permitido para cualquiera. — Aún así prefiero mantenerte donde mis ojos te vean. Al menos por el momento. — al notar cómo la rubia sacaba el móvil desde su chaqueta para revisar sus mensajes no pudo evitar aferrar sus manos al volante con más fuerza de la necesaria. Y no solo eso, su mandíbula se tensó casi al instante, dejando claro que su actitud estaba a punto de sacarle de sus casillas.

Intentó concentrarse en lo que ella acababa de preguntarle pero no tuvo buenos resultados. Así que aceleró, ganando tiempo mientras preparaba una respuesta. — ¿Sabes qué? — cogió aire y fuerza de voluntad, tenía que hacerlo de una vez por todas. Acababa de decir que aquel día no quería interrupciones…. al parecer ni ese ni ningún otro, y estaba harto del asunto. — Si no quieres verme o hablarme dímelo, pero hazlo mirándome a la cara… si lo haces, prometo que jamás volveré a acercarme a ti. — objetivamente esa era la mejor solución a todos sus problemas actuales, y probablemente a los futuros también. Nunca había querido ser cercano a los Vatcher y ahora las cosas parecían salir por completo al revés; afortunadamente ese pequeño detalle tenía solución y con solo un par de palabras por parte de la rubia todo tendría un inicio y un punto final. Podían considerarle extremista, pero Gibson siempre había sido de aquellos que pensaba que los problemas había que eliminarlos de raíz.

El sonido de un pitido le distrajo, por lo que giró su cabeza en dirección a su ahora molesta acompañante. — ¿Qué mierda es eso que suena? — acabó frunciendo el ceño y mirando con recelo el móvil que aún continuaba en sus manos. — Qué lista eres, claro que no es por aquí. No vas a seguir a Jeffrey, no hoy. — y en lo posible, tampoco durante las próximas semanas.
BEAUTY IS TERROR


...


Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 12/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t34-williams-gibson

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por Delia N. Vatcher el Miér Feb 18, 2015 10:40 pm

Who the hell you think you are?
Quizás antaño la pecosa fuera de esas muchachas demasiado centradas en otras cosas como para fijarse con detenimiento en los detalles, pero desde el momento en el que las sospechas sobre su padre se desataron, había empezado a ser más observadora. Ahora, quizás hasta de manera un tanto irritante, no se perdía ciertos detalles. Como el hecho de que Gibson mantenía una postura inusualmente recta al conducir, con la tensión haciendo que ciertos y tentadores tendones se marcaran a lo largo de sus antebrazos. — Mientes de pena. — bufó, con cierto deje de cariño velado en la voz, sin ser consciente de ello como para estar a tiempo de evitarlo, porque desde luego, tenían que vivir en una mentira tan elaborada como la misma que había compuesto Jefrrey Vatcher, y muchas cosas de su futuro, a los ojos de Delia, dependían de esa mentira. — Ya, te veo sumamente ofendido con los dichosos mensajitos, pero no creo que necesite una niñera... Así que, no puedes vivir sin mi ¿eh? — se burló, caminando cual equilibrista por aquella cuerda tan tensa y delicada que les unía a los dos.

A penas prestó atención al cambio de velocidad o la ruta que estaban siguiendo, mientras se colaba una sonrisita velada entre sus labios al comprobar la insistencia de los mensajes del moreno. Solo que a él el asunto no le parecía para nada gracioso. Como siempre, ponía a la muchacha entre la espada y la pared, lo blanco y el negro, y la Vatcher era una complicada combinación de tonalidades grises a quien no se le daba para nada bien quedarse en un bando. — Deberías tranquilizarte. ¿Crees que es fácil estar horas con el móvil en la mano, tratando de ser fiel a la idea que me he planteado? No puedes librarte de mi tan fácilmente, por mucho que desaparezca de tu campo de visión Gibson, es probable que yo también te esté guardando la espalda. — y probablemente, aquella era un declaración arriesgada, pero de las más sinceras que había hecho en los últimos días. — Está lejos de ser tan sencillo como hablarte o dejar de hacerlo. — mustió, manteniendo la mirada del chico a través del espejo retrovisor.

En el momento en el que se dio cuenta de que no iban por la dirección indicada, Delia empezó a sentir como los nervios y el enfado se mezclaban como una densa bola pegajosa en el centro de su estómago. Esa estúpida y confusa sensación, de saber que deberías odiar algo o alguien, pero que no termina de salirte. — ¡Por su puesto que soy lista! Estoy compitiendo con un cabrón que lleva más de veinte años elaborando excusas, tengo que estar por una vez un paso por delante. — se cabreó ante aquel comentario que no sabría ubicar entre lo irónico y lo serio. — ¡¿Cómo que no?!, ¿y quién eres tú para decidir eso? ¡Da la vuelta Gibson! — le exigió, pero la carretera que daba a las afueras de la zona Vatcher se ampliaba ante ellos, mientras el punto localizador del coche de su padre se perdía entre la espesura de más allá de Mallet.
Se mantuvo en silencio un rato, con los brazos cruzados sobre el pecho, segurísima de que ninguno de los dos cedería y valorando finalmente que no había llegado aún a tal punto de reina del drama como para lanzarse de un coche en marcha. Además, él no lo permitiría. — Más vale que tu estúpido cambio de plan valga la pena. — soltó, ya que no sabía qué otra cosa decir.
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 28
Fecha de inscripción : 12/02/2015
Edad : 24

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t35-vatcher-delia-n

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por J. Gibson Williams el Sáb Feb 21, 2015 8:08 pm

but you're not going anywhere.
No le quedó de otra que, al igual que ella, bufar debido a que a Delia solo le había tomado un par de segundos en descubrir que sus palabras no eran más que el resultado de una falsa postura. — ¿Y eso quien lo dice? ¿La recientemente graduada con honores de la academia de mentiras? — por primera vez en mucho tiempo soltó lo primero que se le vino a la cabeza. Estaba molesto, sí, y en ocasiones como esa no podía evitar dejar que las palabras se escaparan sin medir las consecuencias de las mismas. Aún así tenía razón, la rubia seguía siendo hija del mentiroso más grande que había conocido jamás, por lo tanto la escuela la tenía en su propia casa. — Ufff, ni te imaginas lo mal que lo paso sin ti, pareciera que me falta el aire y todo. — ironizó, acomodándose un poco en el asiento, provocando que su postura pareciera aún más a la defensiva.

Tras sus propias palabras, Gibson se sintió algo más aliviado; se había quitado de encima un pequeño peso al vociferar, en parte, lo que cruzaba por su cabeza desde hacía unos cuantos días atrás. Pese a ello, seguía sintiendo la espina clavada en el centro de su pecho y aquella sensación le ponía casi de los nervios. A él le gustaba tener la mayor parte de las cosas bajo control, eso de ir a la deriva y depender del resto definitivamente no era lo suyo. — Estoy tranquilo. — aseguró, porque a sus ojos estar molesto con ella no influía en su tranquilidad a nivel general. — ¿Tratando de ser fiel a la idea que te has planteado? — bufó, porque no podía hacer otra cosa gracias a sus palabras. — No me digas, pues yo te he visto bastante dispuesta a seguir con tus planes…. Mira, a mi no intentes engañarme, quieres hacer lo que se te da la gana. Y sola, así que no me des excusas de que me guardas la espalda ni estupideces de ese tipo porque por lo único que te preocupas es por ti misma.— y por Jeffrey y sus hermanitas. Estaba claro que los únicos que saldrían perdiendo en todo eso serían su madre y él.

Sus oscuros ojos encontraron los claros irises de su acompañante a través del espejo retrovisor; sin embargo, no sostuvo su mirada por más que un mísero par de segundos. — Soy tu hermano. Sorprendente, ¿uh? — el solo mencionar aquella palabra provocó que su garganta ardiera de una forma peor que beber una botella del licor más fuerte de un solo golpe. Pero así estaban las cosas, esa era la realidad y quizás, a esa altura, era mejor comenzar a asumirla de una vez por todas. — Lo siento, Cordelia. No pienso dar la vuelta. — le daba igual que hiciera berrinche, que lanzara golpes o amenazara con quién sabe qué cosa. No iba a hacerlo y fin de la discusión.
El moreno continuó conduciendo en silencio durante largos minutos con la idea fija en mente de no ceder ante la rubia. Por ende, fue ella la primera que dio el paso para romper aquel estado. — Mi plan era alejarte de tu plan y lo conseguí. — no se había tomado la molestia de elaborar algo más y se lo hizo saber. — Quizás podría llevarte a cenar por ahí, o a mi casa. — se arriesgó, alzando su mano para encender la radio antes de que la incomodidad y el silencio nuevamente se interpusiera entre ellos.
BEAUTY IS TERROR


...


Mensajes : 54
Fecha de inscripción : 12/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t34-williams-gibson

Volver arriba Ir abajo

Re: Keep saying you don't care – Delia.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.