Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Petición de afiliación normal
Sáb Mar 21, 2015 8:13 am por Invitado

» Confesionario.
Miér Mar 11, 2015 2:00 pm por Samuel N. Gladney

» Petición de afiliación elite.
Mar Mar 10, 2015 2:05 pm por Beauty is Terror

» Veggie Lunch - Libre
Mar Mar 10, 2015 12:58 am por Laurence Crawford

» Dile algo al de arriba.
Dom Mar 08, 2015 1:51 pm por M. Joy Banks

» Registro de Identidad.
Dom Mar 08, 2015 12:55 pm por Beauty is Terror

» Registro: Theresa Corcoran
Dom Mar 08, 2015 12:54 pm por Beauty is Terror

» Registro de Grupo.
Dom Mar 08, 2015 12:12 am por Laurence Crawford

» Trama Global: A la caridad.
Sáb Mar 07, 2015 9:30 pm por Tanisha A. Moore

Ambientación
Theresa Corcoran, ¿te suena ese nombre? ¿Lo reconoces? Era amiga tuya, tal vez novia o quizá hermana, tu peor enemiga o el amor de tu vida. Desapareció, murió. ¿Suicidio o asesinato? Nadie lo sabe, pero hay algo seguro... los secretos que creíste enterrados cobrarán vida. Este es el inicio de todo... ten cuidado.
NORMAS BÁSICAS
I. El respeto es supremamente importante.
II. No hay mínimo de líneas.
III. ChatBox es libre, puede ser on-rol u off-rol, pero no puedes rolear en ella.
IV. ¡Disfruta del foro!
ADMINISTRACIÓN
SABÍAS QUÉ.
PRONTO.
COPYRIGHT
BEAUTY IS TERROR se inspira en los libros The Secret History de Donna Tartt y 13 Reasons Why de Jay Asher. Las imágenes pertenecen a sus creadores, la administración simplemente ha editado las msimas. Los códigos y demás información pertenece al foro y sus usuarios, por favor, no tomar sin el debido permiso.
AWARDS
AQUÍ VAN LOS PREMIOS

Metiendo las narices. | Privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por R. Juno May el Vie Feb 20, 2015 7:45 pm

vas a caer, gladney.
Déjalo ya, Juno. No vale la pena. ¿Que no valía la pena?¿Pero qué cojones decía? Otro de los novatos del cuerpo al que le había comentado el asunto se negaba a participar en aquel acoso, pero ella iba a seguir adelante sí o sí. Más que nada porque ese sexto sentido suyo le decía que quedaba algo por ahí, algo que aún no se había descubierto. Y fuese lo que fuese, Dimitri Gladney tenía la cabeza tan enterrada en el asunto como un avestruz en la arena. Ese era el motivo principal por el que llevaba investigándole desde hacía unas pocas semanas, tratando de averiguar qué se traía entre manos el misterioso hombre. ¿De momento? Nada. Tan solo un tipo corriente, con una vida corriente y unos hijos un poco retrasados. Al menos el hijo que conocía.

Solo se distrajo un segundo. Un simple segundo, y ya lo había perdido de vista. Igual que un jodido fantasma.— ¿Pero dónde se ha metido? — musitó, pasando la esquina desde la que se había dedicado a observar, café y papeleo en mano, a míster Gladney. Sus ojos repasaron la calle de arriba abajo, segura de que no podía haber ido demasiado lejos.— Mierda.

BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t252-may-r-juno

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Dimitri R. Gladney el Vie Feb 20, 2015 8:26 pm

muchacha insensata

El ladrillo de coca estaba envuelto en una bolsa café y periódico, reposando tranquilo dentro de los bolsillos secretos de su gabardina de cuero negro, manteniéndolo oculto a ojos curiosos. ─Gracias, hombre, ¿puedes hacerme el favor llamar a este tipo? Necesito saber quién es el John Doe que ha metido las manos en mi negocio. ─Ninguno de sus guardias escuchó la contestación al otro lado del auricular, él sonrió, haciendo que su perilla se extendiera alrededor de sus mejillas cuando las arrugas aparecieron. ─Me alegra no tener que comentar qué sucedería si no consigues al hijo de puta. ─El tono suave con que pronunció aquel despectivo adjetivo fue tan refinado que sorprendió a una mujer que cruzaba el andén justo a su lado. Él, por supuesto, no le prestó atención. Con su diestra, presionó la tecla fin para terminar la llamda y apretó el bastón negro como las alas de un cuervo.

Otra vez esa mujer, señor. Gladney desvío la mirada, bajando el rostro unos centímetros y torciéndolo para poder observar a través del rabillo del ojo a la rubia policía que aún le seguía los pasos. Un asentimiento suyo y fue suficiente para sacarlo del radar de la mujer. Un callejón, una vuelta a la esquina, un simple subidón y él volvía a estar en las sombras. La observó pasar justo enfrente de donde se encontraba, oculto en la suave oscuridad de los inmensos edificios. ─Muy buenas tardes, señorita May. ¿A qué le debo el placer de su presencia? ─El resuello del bordón contra el duro suelo aplacó los sonidos que provenían de algún animal del callejón. Salió lentamente de él, sin apartar su pétrea mirada de la joven.

BEAUTY IS TERROR


MY MIND ON MY MONEY AND MONEY ON MY MIND.
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t267-dimitri-r-gladney

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por R. Juno May el Vie Feb 20, 2015 9:16 pm

vas a caer, gladney.
Nadie podía desvanecerse en el aire así como así, pero aquél hombre parecía habe hecho un pacto secreto con el diablo para poder hacerlo.— Maldita sea... — no llegaría a ninguna parte si se le escapaba de entre los dedos igual que la arena. Tiró el vaso de café frío a la papelera a medio terminar, frustrada. Había salido temprano precisamente para ensañarse con aquél caso que, oficialmente, estaba cerrado. Jamie la esperaba en casa a cargo de una persona de confianza, pero seguía teniendo cierto recelo a dejarlo sin más vigilancia después de todo lo sucedido con Theresa.

No lo había visto. Ni siquiera había notado su presencia, cosa normal cuando alguien andaba lo suficientemente cerca. Lo dicho, era como un fantasma. La rubia se sobresaltó de tal manera que los papeles que llevaba en la mano cayeron desparramados al suelo.— Vaya. Esto parece una recreación de El truco final murmuró, agachándose a recogerlo todo. Lo metió de manera desordenada dentro de la carpeta antes de incorporarse.— Dimitri Gladney. Aunque no lo parezca, es una ciudad pequeña, nos cruzamos todos con todos a diario — o no, pero eso me da igual. Sus ojos se deslizaron por un momento hacia el bastón, antes de centrar de nuevo la atención en el viejo misterioso.— Eres un hombre ocupado, ¿qué te trae por aquí a estas horas? — le devolvió la pregunta, de rebote. Nadie parecía dispuesto a dar explicaciones.
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t252-may-r-juno

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Dimitri R. Gladney el Sáb Feb 21, 2015 5:37 pm

muchacha insensata

La inspectora Juno May era una atractiva visión que podía disfrutar de vez en cuando. O mejor dicho, cada cierto número de veces cuando la joven se creía lo suficientemente lista para enfrentarse al gato gordo de Rutland. Bajo sus negras gafas, que su función de disipar la intensa luz del sol no existía, la examinó con brevedad. ─Ciertamente, señorita May. Es una ciudad demasiado pequeña. ─ chocó la punta de su bastón contra el suelo, abandonando el callejón y colocándose justo a su lado. Del mismo sitio que ocupó hacia unos segundos, dos de sus hombres, vestidos completamente de negro, hicieron su aparición, colocándose a una distancia prudencial de ellos. Él sonrió, sin enseñar los dientes. ─A la juventud de hoy en día parece olvidársele que a los mayores se les debe dirigir por usted, ¿no cree?

Él no era un snob, ni siquiera un fanático de los modales, pero debía trazar una línea gruesa entre la policía y su persona. Más una cuestión de poderío que de cualquier otra índole. ─Negocios, agente. ─Respondió con franqueza, dándole unos golpecitos al asfalto y bajó la mirada un centímetro. Los negros ojos atraparon la mirada femenina antes de proseguir. ─Pero veo que usted también se encuentra ocupada, me pregunto sí su superior está al tanto de sus misiones clandestinas. ─Dejó la frase inacabada, permaneciendo a su lado en todo momento. Uno de los moros parecía estar dispuesto a coger a la mujer y tirarla por un barranco. La idea pudo haberle tentado a reír.
BEAUTY IS TERROR


MY MIND ON MY MONEY AND MONEY ON MY MIND.
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t267-dimitri-r-gladney

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por R. Juno May el Sáb Feb 21, 2015 9:40 pm

vas a caer, gladney.
Claro, no iba solo. Dudaba que alguna vez fuese solo a cualquier parte. Se trataba de una de las grandes figuras Gladney, alguien importante. Por eso no se sorprendió al ver a los dos gorilas que le acompañaban. La rubia se rascó la nuca, con una pequeña sonrisa torcida en el rostro.— Lo siento, viejas costumbres. No me gusta tratar a la gente de usted, es demasiado frío — se encogió de hombros. Vamos, que no iba a empezar ahora. Para ella, era como cualquier otro hombre de a pie que pudiese cruzarse, aunque éste en particular tuviese un historial un tanto sospechoso y turbio.— Oh, claro. Negocios. Hay que mantener el imperio y todas esas cosas — asintió, como si comprendiera perfectamente que hacía lo que tenía que hacer para mantener su negocio y su fortuna a flote. No es que no lo entendiera, simplemente no lo aprobaba. Ni un poco, además.

Los ojos de la rubia se desviaron hacia uno de los matones, que parecía a punto de saltar. Su mano se deslizó tranquilamente hasta posarse encima de la pistola; una clara advertencia.— No es por nada, pero... ¿Te importaría decirle a tu hombre que deje de mirarme así? — parecía un perro. Podría decir un bulldog, pero en realidad se asemejaba más a un doberman.— No veo la necesidad de embarcarme en una misión clandestina — ensanchó su sonrisa, muy inocente.— Ya que eso implicaría que hay algo que investigar. ¿Lo hay? — era una pregunta clara; ¿estás metido en algún tipo de mierda?
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t252-may-r-juno

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Dimitri R. Gladney el Dom Feb 22, 2015 3:52 pm

muchacha insensata

Le agradaba la muchacha, concedió, regalándole una sonrisa sardónica y una ceja enarcada. El usted habría sido una forma educada de llamarle, no demasiado frío, sino cercanamente certero al límite que ambos debían trazar. Ella era el ratón que un gato querría engullirse y él, por supuesto, tenía un gusto mucho más refinado que el gusto por las ratas de alcantarilla. ─Una lástima, las viejas costumbres ayudan a mantener el respeto entre mayores y jóvenes. ─ Comentó, apoyándose en el bastón cuando un repentino temblor apresó su extremidad superior. Por supuesto que su enfermedad no lo dejaba en paz en ningún momento. Ni siquiera cuando se encontraba ante una jovencita que quería meter sus narices donde no la llamaban. ─Error, resucitarlo sería la palabra adecuada. ─ Para nadie era un secreto que el Imperio de los Gladney había bajado un peldaño y esa era una forma suave de decirlo.

Lo gracioso de esa imprecisión era que no había bajado nada... simplemente que a ojos de los demás, le gustaba presentarse de esa manera. ─Me importaría, por supuesto. Él hace su trabajo, cualquier movimiento extraño y te atravesará el cerebro con una bala. Supongo que estás familiarizada con eso, señorita May. ─ No era una amenza, él no hacía esa clase de cosas. No lo necesitaba, su mirada y sus gestos lo decían todo. Pero ella simplemente le arrancó una carcajada cuando hizo esa pequeña pregunta, el entrelíneas era demasiado claro para obviarlo y se limitó a enarcar una ceja en su dirección. ─ ¿Nunca le han dicho que la curiosidad mató al gato, agente? ─Movió la cabeza unos centímetros, haciendo un gesto a sus hombres. Éstos se quedaron relegados unos metros más, manteniéndose lejos de ellos. ─ Además, usted es una mujer ocupada, tiene un sobrino que cuidar, un chico encantador, por cierto. ¿Cómo está el pequeño? Me encantaría enviarle algunos saludos como agradecimiento a usted por su enorme labor. ─Y sonrió.
BEAUTY IS TERROR


MY MIND ON MY MONEY AND MONEY ON MY MIND.
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t267-dimitri-r-gladney

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por R. Juno May el Dom Feb 22, 2015 7:00 pm

vas a caer, gladney.
Se ahorró los comentarios. La verdad era que aún no le había perdido el respeto a aquél señor, por alguna razón. Quizás era porque tenía un porte elegante, a su manera, o porque imponía. De cualquier manera, no quiso ser grosera, ya que no era esa la forma de la que la habían criado. Sus ojos se desviaron esta vez hacia el ligero temblor que pudo notar en la extremidad del hombre y frunció los labios, sin llegar a decir nada.— Resucitar, mantener a flote... No están tan lejos lo uno de lo otro, a mi parecer — se encogió de hombros. Nunca había entendido sobre negocios, lo suyo estaba más bien en sobrevivir al día, y llevar algo de comer a casa al acabar la jornada. Tampoco apartó la mano de encima del arma, ni tenía intención de hacerlo.— No me considero una completa inválida, así que alguien más podría resultar herido — porque, aunque pareciese poca cosa, también había sido entrenada y pasado unas pruebas. Igual que el más mazado del cuerpo.

Demasiadas veces le habían repetido aquella frase, y demasiadas veces la había ignorado. Por el momento, seguía respirando, así que algo debía haber hecho bien.— Quizás lo mató, pero al menos murió sabiendo — rebatió.— La duda no le habría dejado vivir tranquilo — igual que a ella. Sabiendo que había algo turbio detrás de ese tupido velo que se esforzaban tanto en correr delante del asunto. Si en algo se consideraba experta era en meter las narices por dónde no tocaba. Aunque, si algo se le daba aún mejor, era preocuparse por los suyos. Y por eso saltaron todas las alarmas cuando mencionó a su sobrino. Apretó con fuerza la culata del arma, que seguía en la funda, pero se esforzó por no alterarse.— Él está bien, como siempre. Aunque, a su edad, dudo que entendiese el mensaje. Por lo que no será necesario — espetó, notando como le chirriaba la voz cerca del cabreo.— ¿Damos un paseo, Gladney? Me parece que empiezas a coger frío, estás temblando — se dio la vuelta, adelantándose unos pocos pasos.
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t252-may-r-juno

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Dimitri R. Gladney el Dom Feb 22, 2015 8:39 pm

muchacha insensata

El valor con el que habló, la seguridad y la forma en que respondió a sus comentarios, la hizo apreciarla como a un igual. O algo así, sin duda, la mujer tenía una valentía que alguien como él admiraría en todo momento. Éso le ganaba unos puntos extras a la policía, no obstante, no era lo suficiente para borrar la idea de eliminarla si se metía demasiado en sus asuntos, después de todo, le molestaba en demasía tener a un agente del gobierno intentando llenarse las manos con sus negocios. ─Estoy seguro de que así es, agente, pero si fuera usted, iría con cuidado. Es una zona llena de civiles, como podrá observar. ─Comentó, dándole un rápido vistazo periférico a la avenida. Había muchos transeúntes, lo que justificaba su decisión de mantener a sus hombres a raya. No quería un alboroto, le desagradaba tener que limpiar cuerpos al final del día y hoy no estaba específicamente en el humor de hacer del hombre de la bolsa.

La tensión en la voz de la mujer lo regocijó y mantuvo en todo momento la sonrisa en su rostro mientras apretaba el pasó. Claro que el último comentario había sido ligeramente ofensivo a su persona. Si ella supiera a lo que se refería realmente, podría considerarle una debilidad. ¿Pero en un hombre como él? Inteligentemente, estaba seguro de que May llegaría a la misma conclusión que varios hombres llegaban: enfermedad o no, él podría joderlos. Y lo haría con gusto. ─En una mujer como usted, dudo que le guste morir sabiendo, piense en su sobrino, solo, en el mundo. Es suficiente para hacerla considerar de opinión, ¿no cree? ─El teléfono le sonó e ignorándolo, metió su mano libre en el bolsillo de su gabardina. Lo aferró, presionando lo primero que encontró. No le iba demasiado la tecnología de ahora, pero admitiría que era útil. ─Soy un pobre viejo, señorita May, estos climas de hoy en día afectan mis articulaciones. ¿No le gustaría tomar un café? Así podemos conversar mejor que la noto muy interesada en mi persona últimamente. ─Hizo una pausa, dejando caer la mano nuevamente alrededor de su cuerpo. ─Pero es una pena, como sabrá, ya estoy casado. ─Bromeó, pero el tono acerado en su voz denotaba otra cosa muy diferente. El término hablar no era exactamente el adecuado, el suyo era intimidar y callar. Le advertiría por última vez las reglas del juego a esa mujer, si después no las acataba, no iba a temblarle la mano para silenciarla de una vez.
BEAUTY IS TERROR


MY MIND ON MY MONEY AND MONEY ON MY MIND.
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t267-dimitri-r-gladney

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por R. Juno May el Lun Feb 23, 2015 3:37 pm

vas a caer, gladney.
— Es curioso. Por disparar a un policía pueden caerte bastantes años de cárcel — comentó, mirando a los peatones que paseaban, tan tranquilos y ajenos a la situación que se estaba desarrollando.— En cambio, cuando es al contrario incluso nos dan una medalla — no estaba cuestionando el sistema policial, jurídico ni nada parecido, simplemente le resultaba algo sobre lo que se podía reflexionar un buen rato. Se instaló un silencio entre ellos de un par de minutos tras el comentario sobre su sobrino; finalmente, la rubia apartó la mano del arma y aprovechó para recogerse el pelo en una coleta.— Él nunca estará solo, por suerte. Además, hay cosas peores que eso, desde luego. Acabar metido en temas de drogas, de proxenetismo, de armas. Esta ciudad está intoxicada — suspiró por lo bajo, negando con la cabeza y frotándose la sien.

Casi le dieron ganas de reírse al escuchar de sus propios labios que era un pobre viejo. Eso no se lo tragaba nadie, y menos ella. Y acabó por echarse una carcajada.— Espero que tu matrimonio dure muchos años, ya no es lo que era antes — confesó. Antes, las parejas duraban porque lo que se rompía se arreglaba. Ahora simplemente lo tiraban a la basura y empezaban de nuevo en otra parte, con otra persona distinta. Todo iba en declive.— Y no te preocupes, por mucho interés que tenga en ti, no puedo dedicarle tanto tiempo como desearía. Debo decir que es porque, en parte, tu primogénito me mantiene bastante ocupada — según sabía, su hijo era el que se encargaba de hacerla ir de cabeza por cualquier chorrada.— Dale saludos de mi parte cuando lo veas. Y las gracias de la tuya, me atrevería a decir — sonrió. Bromeaba, pero solo en parte. Si no tuviese a aquél engendro, podría pasar muchas más horas hojeando el asunto de Dimitri o encargándose de su sobrino.

Aquello era un tira y afloja. En su lado, sin embargo, había bastante menos gente para tirar. Por eso el mafioso le ganaba terreno.— Tus gorilas se pueden relajar, hoy no habrá bajas — les veía nerviosos, unos metros por detrás de él. Estaba claro que hacían su trabajo, pero no es como si fuese a degollar al hombre ahí en medio o algo parecido. Seguía siendo una chica civilizada, ante todo.
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t252-may-r-juno

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Dimitri R. Gladney el Lun Feb 23, 2015 9:21 pm

muchacha insensata

No consideró sus palabras como una amenaza, no podría, más bien, eso desató la diversión de su persona, explotando en carcajadas ruidosas que acompañaron el sonido de su bastón. Gladney paseó la mirada por la mujer y sonrió, a sabiendas de que no era una muchacha tan tona como habría creído en un principio. Era lista, con ingenio y si no fuera tan joven e inocente, habría supuesto un verdadero dolor de cabeza. Salvo que no lo era. Era una diminuta hormiga que aplastaría con el tacón de su bota si quisiera. ─Pueden caerte bastante años por menos. ─ Comentó con la risa bailando en sus ojos ocultos tras las gafas de sol. Cambió su expresión y adoptó una más ligeramente seria, queriendo escuchar lo que ella tenía para decirle.

La catalogó como un espécimen fascinante. Una rana a la que disecar en su laboratorio experimental, bailando con sus entrañas como si fuese un indio salvaje rindiendo culto a dioses primitivos. ─ Esta ciudad solo está pasando por un tiempo de cambio y señorita, si eso usted lo considera como una intoxicación, me parece que está retrasada. ─ Adelantó un paso, bajando su rostro unos cuantos centímetros para observar la punta de los zapatos femeninos antes de levantar nuevamente la cabeza. ─ El tráfico de drogas, el proxenetismo, la extorsión y las armas no es algo de este siglo ni de esta ciudad, es incluso más viejo que tú y yo. ─ Él lo sabía a ciencia cierta, porque incluso su progenitor había mantenido esa clase de negocios en una época de esplendor para los Gladney. Esta era, simplemente, la otra cara de la moneda que el mundo nunca había visto de ellos, pero que él portaba orgullosamente.

¿Archer? ─Inquirió y ocultó a la perfección la sorpresa que le trajo ese comentario. ¿Qué estupidez ha hecho este muchacho nuevamente?, se preguntó y el palpitante dolor de cabeza que venía cada vez que pensaba en su hijo mayor regresó. Casi maldijo. ─ Le enviaré sus saludos, claro, pero no estaba enterado de que se conocieran, ¿qué ha hecho está vez? ─Le arrancaría el pellejo del cuerpo si había hecho algo más estúpido de lo normal. El muchacho no aprendía y parecía estar rogando por un castigo severo. ─ Deje de preocuparse por mis hombres, Juno, y empiece a preocuparse por sí misma. Ciertamente, ellos no le harán daño si yo no lo digo. ─ Le dijo, fastidiado ante las nuevas noticias. Tendría unas palabras con su hijo.

BEAUTY IS TERROR


MY MIND ON MY MONEY AND MONEY ON MY MIND.
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t267-dimitri-r-gladney

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por R. Juno May el Mar Feb 24, 2015 11:43 am

vas a caer, gladney.
La rubia se dio la vuelta para verle, sorprendida, al escuchar como se carcajeaba de aquella manera. Desde luego, no esperaba esa reacción. Dimitri Gladney era una caja de sorpresas, probablemente la mayoría de ellas poco agradables para los que metían las narices en sus cosas. Tenía que andarse con mucho ojo, pisar con cuidado y sin dar pasos en falso. Aunque, por otra parte, nunca es que hubiese llegado a subestimarle ni un poco. Era consciente del peso que tenía ese apellido sobre la ciudad, claro.— En efecto, y como agentes encargados de proteger a los civiles, es nuestro deber asegurarnos de que ese cambio sea para bien — asintió. No estaba insinuando nada, al menos, no algo que pudiese notarse entre líneas. Simplemente era un hecho, estaban ahí para evitar que todo se fuese de madre.— El gran problema no es que siempre haya estado ahí, sino que nadie haya intentado hacer algo al respecto — porque la mayoría de los que probaban suerte acababan en la morgue. No era imbécil, eso lo sabía.

Un ligero encogimiento de hombros acompañó sus palabras.— Está claro que a los de arriba no les interesa cambiar las cosas — temas de dinero, más que nada. Cualquiera con dos dedos de frente sabía que el mundo funcionaba con billetes, pero no todos se atrevían a decirlo en voz alta. Por otra parte, algo le dijo que no era buena idea comentarle al cabeza de familia las estúpidas llamadas que se dedicaba a hacer su hijo en su tiempo libre. Quizás por el tono de voz, quizás por otra cosa.— Oh, nada de lo que preocuparse — hizo un gesto para quitarle hierro al asunto.— Ya sabes, la gente habla, corren los típicos rumores de siempre... Cosas sin importancia — no sabía por qué puñetas defendía a aquél mocoso, pero bueno. Mejor dejarlo ahí, no quería ser la culpable de que apareciese un día sin un ojo o algo parecido, ya no sabía ni qué esperar.

Capaz de despellejar al pobre chico si el hombre llegaba a pensar que estaba haciendo tratos con la policía o algo parecido.— Mejor búscale una buena moza, a ver si se relaja un poco — bromeó, negando con la cabeza y chasqueando la lengua. Se cruzó de brazos cuando le vino un escalofrío de la nada, erizándole la piel.— Pero supongo que hay cosas más importantes por hacer, ¿no?
BEAUTY IS TERROR


avatar

Mensajes : 42
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t252-may-r-juno

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Dimitri R. Gladney el Sáb Feb 28, 2015 3:56 pm

muchacha insensata

Los de arriba nunca cambiarán las cosas, señorita May. ─ Porque esa era otra de sus fuentes de dinero más acérrimas. Los hombres de las altas esferas de la sociedad, políticos, empresarios, famosos abogados, gente como él, nunca se desprendería de esa clase de dinero. Eran hombres que hacían lo que necesario para aumentar el número de ceros de su cuenta bancaria. Y los billetes que entraban de los negocios ilícitos eran mucho más grandes de los que venían de algo que seguía a la ley. Sin importar quién fuese, todos los peces gordos del país, del mundo en general, se relacionaban con lo que la mayoría denominara el mercado negro.

La ilicitud e ilegalidad estaba a la orden del día. ─ ¿Típicos rumores? ─Se movió suavemente, con su mano libre sacó las gafas de sol y examinó a la mujer directamente, sus ojos enfrentándose al par verdoso de ella. Enarcó una ceja, sonriendo, pero no había ninguna clase de felicidad o diversión en su mirada. ─ Parece que usted conoce a mi hijo, agente y dado que me intriga mucho su solicitud, ¿debo pensar que usted se está ofreciendo para hacer de moza de mi primogénito? ─ Inquirió con un filo acerado en su voz, preguntándose qué tipo de relación realmente existía entre la oficial y su hijo. No le importaba en lo más mínimo si Archer se acostaba con la mujer o simplemente jugaban al gato y al ratón, lo que ponía en tela de juicio era las cosas que hacía su hijo que podían colocarlo tras las rejas, porque era obvio que aquella rubia estaba buscando un pez gordo al que pescar y por mucho que odiase la idea de debilidad, si ella tuviera a Archer en sus manos, eso le pondría puntos a su marcador, unos que podrían hacer que él flaqueara un poco.

Y eso sería imperdonable.

Entenderá que hay cosas más importantes, pero nada se equipara a un hijo descarrilado que hace lo que se le da la gana. ─Bajó su tono de voz un poco, y se acercó a la mujer, inclinando la cabeza unos míseros centímetros para poder encontrar el nivel. Los separaban escasas medidas. ─ Espero que sepa guardar distancia entre Archer y usted, agente May. ─ La frialdad de sus palabras no dejaba lugar a dudas a su significado: amenaza.

BEAUTY IS TERROR


MY MIND ON MY MONEY AND MONEY ON MY MIND.
avatar

Mensajes : 39
Fecha de inscripción : 19/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t267-dimitri-r-gladney

Volver arriba Ir abajo

Re: Metiendo las narices. | Privado.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.