Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Petición de afiliación normal
Sáb Mar 21, 2015 8:13 am por Invitado

» Confesionario.
Miér Mar 11, 2015 2:00 pm por Samuel N. Gladney

» Petición de afiliación elite.
Mar Mar 10, 2015 2:05 pm por Beauty is Terror

» Veggie Lunch - Libre
Mar Mar 10, 2015 12:58 am por Laurence Crawford

» Dile algo al de arriba.
Dom Mar 08, 2015 1:51 pm por M. Joy Banks

» Registro de Identidad.
Dom Mar 08, 2015 12:55 pm por Beauty is Terror

» Registro: Theresa Corcoran
Dom Mar 08, 2015 12:54 pm por Beauty is Terror

» Registro de Grupo.
Dom Mar 08, 2015 12:12 am por Laurence Crawford

» Trama Global: A la caridad.
Sáb Mar 07, 2015 9:30 pm por Tanisha A. Moore

Ambientación
Theresa Corcoran, ¿te suena ese nombre? ¿Lo reconoces? Era amiga tuya, tal vez novia o quizá hermana, tu peor enemiga o el amor de tu vida. Desapareció, murió. ¿Suicidio o asesinato? Nadie lo sabe, pero hay algo seguro... los secretos que creíste enterrados cobrarán vida. Este es el inicio de todo... ten cuidado.
NORMAS BÁSICAS
I. El respeto es supremamente importante.
II. No hay mínimo de líneas.
III. ChatBox es libre, puede ser on-rol u off-rol, pero no puedes rolear en ella.
IV. ¡Disfruta del foro!
ADMINISTRACIÓN
SABÍAS QUÉ.
PRONTO.
COPYRIGHT
BEAUTY IS TERROR se inspira en los libros The Secret History de Donna Tartt y 13 Reasons Why de Jay Asher. Las imágenes pertenecen a sus creadores, la administración simplemente ha editado las msimas. Los códigos y demás información pertenece al foro y sus usuarios, por favor, no tomar sin el debido permiso.
AWARDS
AQUÍ VAN LOS PREMIOS

Ride or Die

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ride or Die

Mensaje por Michael J. Stave el Miér Feb 18, 2015 7:43 pm

-¿Si? Sabes perfectamente que donde haya dinero, ahí estaré. Perfecto, en cinco minutos...haz lo posible por subir esas apuestas. Últimamente no estoy ganando lo que debería...

Era de noche. Michael había dormido una siesta tremendamente reparadora ese sábado, y se levantó como nuevo, no solo porque estaba descansado, sino porque esa parte de su interior que le decía que no debía manejar una motocicleta a 150KPH también se había ido a dormir, ahora él se sentía imbatible, invencible, indestructible, y sobre todo, se sentía con la enorme necesidad de dejarse llevar, olvidar su mundo de leyes, papeles y corrección, para entregarse a la adrenalina que significaba una carrera clandestina.

Su motocicleta estaba lista. Su orgullo, su principal adoración en cuanto a motores se refiere. Michael no tenía idea de cuanto había gastado en la modificación de su Ducati, pero lo que si sabía era que ese dinero había regresado a él con creces gracias a la cantidad de carreras en las que había participado, y sobre todo, en las que había obtenido beneficios. Las carreras ilegales no eran frecuentes, pero él tenía una reputación que lo hacía uno de los más rápidos del asfalto, por no decir que era el mejor.

La noche era maravillosa. Estrellada, hermosa, y con la luna llena como testigo de algo que seguramente sería sin precedentes. En poco menos de cinco minutos había llegado a la zona de encuentro: La calle alargada que daba directamente con la avenida principal. Michael saludó a varios de sus compañeros y cruzó unas cuantas palabras con el organizador/colector de aquella carrera. Sabía que, como había sido su petición, muchísima gente doblaba o triplicaba su apuesta inicial, cosa que sin duda le hizo sacar una sonrisa, la cual se borró enseguida.

Él había sido víctima de un robo: Una de sus más preciadas motocicletas fue extraída de su garaje sin que él pudiese evitarlo, y ahí estaba, siendo montada de manera salvaje y despreocupada por una chica. ¿Cómo diablos alguien así traspasaría sus cámaras de seguridad? Le daba igual, tenía a la perpetuadora de ese hurto a pocos metros de distancia, y no dudaría en hacérselo saber, por lo que rápidamente se dirigió hacia ella, y la observó de arriba a abajo, con una sonrisa de suficiencia.

-Hermosa motocicleta. Te debió costar bastante dinero, ¿No?

Preguntó, para luego acorralarla sin darle ningún tipo de posibilidad de que escapara. Él no gritaba, ni mucho menos iba a tratar de hacerle daño, simplemente quería que ella supiera que lo sabía, que la tenía frente a frente, y que le haría la vida miserable mientras compartieran juntos el asfalto. Se mordió el labio y la miró a los ojos, con rabia.

-Aunque me han dicho que lo robado no cuesta nada...¿Qué crees tú...?
avatar

Mensajes : 47
Fecha de inscripción : 12/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.