Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Petición de afiliación normal
Sáb Mar 21, 2015 8:13 am por Invitado

» Confesionario.
Miér Mar 11, 2015 2:00 pm por Samuel N. Gladney

» Petición de afiliación elite.
Mar Mar 10, 2015 2:05 pm por Beauty is Terror

» Veggie Lunch - Libre
Mar Mar 10, 2015 12:58 am por Laurence Crawford

» Dile algo al de arriba.
Dom Mar 08, 2015 1:51 pm por M. Joy Banks

» Registro de Identidad.
Dom Mar 08, 2015 12:55 pm por Beauty is Terror

» Registro: Theresa Corcoran
Dom Mar 08, 2015 12:54 pm por Beauty is Terror

» Registro de Grupo.
Dom Mar 08, 2015 12:12 am por Laurence Crawford

» Trama Global: A la caridad.
Sáb Mar 07, 2015 9:30 pm por Tanisha A. Moore

Ambientación
Theresa Corcoran, ¿te suena ese nombre? ¿Lo reconoces? Era amiga tuya, tal vez novia o quizá hermana, tu peor enemiga o el amor de tu vida. Desapareció, murió. ¿Suicidio o asesinato? Nadie lo sabe, pero hay algo seguro... los secretos que creíste enterrados cobrarán vida. Este es el inicio de todo... ten cuidado.
NORMAS BÁSICAS
I. El respeto es supremamente importante.
II. No hay mínimo de líneas.
III. ChatBox es libre, puede ser on-rol u off-rol, pero no puedes rolear en ella.
IV. ¡Disfruta del foro!
ADMINISTRACIÓN
SABÍAS QUÉ.
PRONTO.
COPYRIGHT
BEAUTY IS TERROR se inspira en los libros The Secret History de Donna Tartt y 13 Reasons Why de Jay Asher. Las imágenes pertenecen a sus creadores, la administración simplemente ha editado las msimas. Los códigos y demás información pertenece al foro y sus usuarios, por favor, no tomar sin el debido permiso.
AWARDS
AQUÍ VAN LOS PREMIOS

We meet again — private.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

We meet again — private.

Mensaje por F. Wade Gladney el Lun Feb 16, 2015 2:41 pm


w/ Payne — 01:22 hrs.

El ruido de sus pasos, el cual se impregnaba en la soledad del ambiente, era interrumpido por el sonido del motor de un coche que se aproximaba a él. A pesar de sentir una ligera necesidad de girarse para verificar que aquel coche no se trataba de uno manejado por aquellos hijos de puta que hacían llamarse la ley y se les llenaba la boca diciendo que hacían justicia, no lo hizo. Sin detener sus pasos, el automóvil pasó de largo, tratándose de uno cualquiera. ¿Qué hacía solo a las tantas de la noche? Nada bueno, eso seguro. Aunque podría estar haciendo algo peor que traficar con algo tan común como era a día de hoy la droga. Había conseguido una buena cantidad de dinero si hablábamos del tipo de camello que él era; de los más bajos en la escala. Ciertamente, sólo lo hacía de manera temporal, y ahora mismo pasaba por uno de esas etapas temporales.

No tenía planes para hoy, solamente había cumplido con el encargo que le habían mandado por una llamada telefónica —la cual le había hecho salir de su apartamento a dichas horas —, así que estaba deseando volver para plantar su culo en la cama de su dormitorio, y cuando su cuerpo quisiera sería invadido por los brazos de Morfeo. Le quedaba poco para alcanzar su moto, que yacía aparcada no muy lejos de donde se había producido el trapicheo, pero entonces, cuando estaba girando una calle, el destino o simplemente casualidad, hizo que chocara con una persona. Dirigió la mirada hacia el rostro de aquella persona, y aunque en su mente se encontraba la idea de seguir por su camino cuando observara a la causante de su choque, aquel rostro hizo que se mantuviera en el sitio y enarcara una ceja. Una muy leve sonrisa y de forma ladina, se plasmó en sus labios sin ni siquiera el chico percatarse de este gesto.

La conocía. Más de lo que ella hubiera querido. Porque estaba seguro, que si por ella fuera, habría deseado no encontrárselo en su puta vida.


Última edición por F. Wade Gladney el Lun Feb 16, 2015 7:22 pm, editado 1 vez
BEAUTY IS TERROR



You look like my next mistake.
avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por S. Payne Randall el Lun Feb 16, 2015 7:20 pm


w/ Wade — 01:22 hrs.

¡Nunca concursarás en el jeopardy!

Payne gritó en medio de la carretera, alzando una mano enguantada y moviendo los dedos de un lado a otro a manera de despedida. El rostro aún conservaba la sonrisa suave y apretada en sus labios cuando giró, hundiendo sus extremidades superiores en los bolsillos de la prenda de cuero, sin detener en ningún momento el firme andar de sus piernas a través del asfalto. El ruido de de sus pisadas era amortiguado por la suavidad de las zapatillas de deporte y tampoco hubiese importado demasiado, porque su cabeza yacía entretenida reproduciendo mentalmente una canción de Rihanna y Jay-Z. El rap atronaba en sus oídos como si estuviese escuchándolo directamente de unos auriculares y su propia voz, baja y suave, acompañaba el sonido mental.

No tenía ningún otro destino salvo la comodidad de su viejo apartamento, repleto de repuestos para patineta y manubrios de bicicletas. Su gato, Boo, estaría maullando frente a su puerta mientras rogaba por libertad debido a su tardanza. Incluso había ordenado mentalmente sus acciones a penas pusiera un pie en su hogar. Chocolate caliente. Nosferatu. Y su almohada favorita. Tal vez después comería helado hasta que su barriga se inflara y su cerebro se congelara. Era un buen plan. Uno que fue retrasado unos cuantos segundos al chocarse contra otro ser viviente y casi caerse de nalgas ante la impresión. Se agarró al muro de cemento a su lateral, levantó la mirada y tenía en la punta de la lengua un pero mira por donde vas, animal cuando la imagen fue registrada por su cerebro.

Se sintió como una explosión en cámara lenta. Primero lo registró su cuerpo, porque sintió como cada vello de su cuerpo se erizaba, la sensación de pesadez se instaló en su estómago y luego sus ojos repararon el rostro ajeno. Un segundo después, sus fosas nasales se ensancharon como si hubiese olido pimienta, picándole con el hedor conocido del miedo. Y, finalmente, su cerebro filtró las imágenes. Una seguida de otra, igual a una película muda, hasta que su racionamiento se desconectó y quedó presa de sus sentidos.

Hubo un movimiento, Payne no lo reconoció como suyo pero lo fue. Había retrocedido un paso, tal vez dos más y su cuerpo había sido presa de un furioso temblor. ─A-alejáte. ─Las manos se alzaron, deteniéndose delante de su pecho como si tratara de cubrirse de algún posible ataque y miró a todos lados, presa de un pánico que no había sentido en toda su vida. Era como estar en la punta de un enorme vacío, pero sin la adrenalina, solo la certeza de que al tirarte, ibas a morir. Simple y sencillamente morir. Y te iba a doler. Mucho. Demasiado.
avatar

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t142-s-payne-randall

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por F. Wade Gladney el Mar Feb 17, 2015 5:54 pm

Al igual que ella, ni siquiera sabía su nombre, pero aquel dato le había resultado poco relevante semanas atrás cuando su atención había sido puesta en ella. ¿Qué es lo que le había deslumbrado de la chica? Su carisma desde luego que no, pues carecía de dicha cualidad suplantándola por una muy elevada dosis de carácter. Quizás demasiado, pues al ser reciente recordaba su actitud cuando se dirigió hacia ella por primera vez; es más, estaba seguro que si no se hubiera tratado de él, ahora mismo estaría cagándose en la persona que había obstaculizado su paso. Pero aquellos detalles a Wade le dieron igual, porque su belleza no la iba a dejar pasar por su alto. Se convirtió en uno de sus tantos caprichos, y si por las buenas no sucumbía ante él, lo haría por las malas. Aquellos carnosos labios iban a estar a merced de los suyos, al igual que su cuerpo. ¿Y adivinad qué? Lo estuvieron. Tal y como él quiso.

No hacía falta ser muy observador para percibir el miedo que la chica, de identidad desconocida para él, desprendía por cada poro de su cuerpo. Y aquello, desgraciadamente, jugaba en su contra. Porque de repente, la idea de Wade de plantar cuanto antes su puto culo en en la cama de su habitación, había desaparecido. Quería entretenerse, aunque sólo fuera un poco.

Eh venga, tranquilízate. No voy a ponerte una mano encima. Ya tuve la ocasión de hacerlo, y tampoco es que me guste abusar. —Irónico, muy irónico, porque precisamente aquello es lo que había hecho─ ¿Qué hace una chica como tú, sola, a estas horas por aquí? Mira que hay mucho degenerado suelto, eh. ─Y buscó los ojos de la chica, clavando su mirada en ellos. Una mirada vacía, sin un simple pestañeo. Sí, su interés era tan falso como un billete de madera.


Última edición por F. Wade Gladney el Dom Feb 22, 2015 3:29 pm, editado 1 vez
BEAUTY IS TERROR



You look like my next mistake.
avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por S. Payne Randall el Mar Feb 17, 2015 6:13 pm


Algo hizo crack. Las manos alzadas temblaron con violencia, sus dedos eran incapaces de detener el movimiento y vibraban bajo el escrutinio ajeno. Frío. Seco. Como una serpiente enroscándose en tus piernas. Payne tragó con dureza, alejando sus manos de él, poniendo una distancia entre su cuerpo y cualquier zona. No hubo parpadeos, no hubo respuestas. Su lengua yacía adormecida en la cavidad bucal, los dientes castañeaban al mismo ritmo de sus falanges y su acostumbrado genio estaba en algún lugar bastante lejano del que ella se encontraba ahora.

No dijo nada. No respondió. Se lo quedó mirando, con ojos desorbitados y el pulso palpitándole a cien. Miró nerviosamente a los lados, recorriendo en unos cuantos segundos la imagen de los bares y locales que aún funcionaban a esas horas. No era el sitio apropiado para caminar, exactamente por las mismas razones que el desconocido había dicho. Y la ironía, oh, maldita ironía, era que él, precisamente, se encontraba en la lista de degenarados sueltos.V-voy a grit-ar. ─Escuchó su voz y odió el miedo que traslució cada palabra. No podía controlar su propia anatomía, ni siquiera los sonidos que sus labios expulsaban. Quiso correr. Huir. Esconderse. ─Voy a gritar hasta quedarme difónica si no te alejas. Te lo juro. ─Por un momento, sintió orgullo al decir una oración completa sin trastabillar, pero la sensación murió tan rápidamente como vino cuando lo volvió a mirar y el terror se anidó otra vez en su pecho.

Se echaría a correr, lo sabía, pero su cuerpo simplemente permanecía adherido al cemento bajo sus pies mientras sus ojos ardían ante la represión de las lágrimas. El odio que le guardaba en lo más profundo de su ser, incluso, llegó a ser insoportable.
BEAUTY IS TERROR


we are only humans
avatar

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t142-s-payne-randall

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por F. Wade Gladney el Dom Feb 22, 2015 4:35 pm

Si pensaba que sus palabras iban a causar que el joven acabara achantándose y por ende cambiar de pensamiento, estaba equivocada. Muy equivocada. Porque aquella especie de amenaza sólo causó que Wade comenzara a reír. A reírse de ella y de lo ilusa que acaba de mostrarse ante él.

Su mirada no se desviaba del rostro de la muchacha, la cual estaba básicamente temblando debido al tan poco afortunado encuentro que estaba teniendo con él. ¿Y aquel miedo causaba piedad alguna en él? No. Ninguna. ─ Hazlo. Adelante. Estoy seguro que a estas horas me conozco las calles mejor que tú y he visto a más tías gritar porque un capullo les ha forzado a hacer algo que no querían. ─Desde luego que había presenciado aquella escena, porque en las calles de Gladney cuando se escondía el sol se podía palpar perfectamente la gente tan problemática que podía hallarse─. ¿Y sabes qué ha hecho la poca gente que transitaba por aquí? Pasar. Porque nadie se la va a jugar a que le claven una navaja por una zorra como tú que ha estado en el lugar equivocado. Así que venga: grita si tienes valor. ─La retó, y en ese momento su mano se dirigió con decisión a uno de sus brazos, cogiéndolo con firmeza y acercando a la joven a él bruscamente.

Lo más seguro es que la castaña se estuviera preguntando por qué. ¿Por qué ella estaba sufriendo aquel trato por parte del chico? Si no le había hecho nada. Nada que justificara esta actitud. Pero para Wade sí que había justificación, y se trataba de aquel rechazo que había obtenido por su parte. Decían que quién reía el último reía mejor, y ahora mismo la parte buena de aquel refrán se la llevaba el castaño. Y aunque su interés sobre ella hubiera caído en picado y la chica pensara que era capaz de degollarla, aquello no era así. Simplemente se estaba divirtiendo a costa del terror que parecía que le producía tenerlo a poca distancia.
BEAUTY IS TERROR



You look like my next mistake.
avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por S. Payne Randall el Dom Feb 22, 2015 9:18 pm


La brusca inhalación rompió sus pulmones, agrietándoles y en alguna parte de su cabeza, Payne lloriqueó. De verdad que lo hizo, no brotaron lágrimas de sus ojos, no hubo gemidos de dolor, pero su rostro denotaba una agonía que ninguna otra vez había estado ahí. Quiso gritar, aullar, rugir por lo sucia y amedrantada que se sentía. Violada. Seducida en contra de su voluntad por una droga que le robó su dominio y la dejó a merced de aquella bestia. Deseó poder desaparecer en ese momento... o desaparecerlo a él. Borrarlo del mapa, como si nunca hubiese existido. Irónicamente, esa clase de peticiones no existían.

Tembló ante cada palabra, porque sabía que era cierto. Nadie vendría a socorrerla, a nadie le importaría que aquel hombre volviera a abusar de ella hasta saciar su líbido y luego dejarla tirada en el suelo, como cualquier otro desecho. Que Dios se apiadara de ella, pero si lo iba a hacer, rogó que fuese rápido o que le golpeara. Que la lastimara tanto que pudiese perder la conciencia para no ser testigo de ese asalto a su autonomía. Cuan bajo has caído, Payne, sonó una vocecita en su interior y quiso volver a llorar ante el dolor que le causó el tacto de él sobre ella. Se encogió, luchando por liberarse, pero sus músculos no se movieron ni un centímetro, simplemente se adentraron en lapsus de dejadez. ─ ¿N-no es suficiente...? ─Dijo y el temblor de su voz hizo que las palabras salieran atropelladamente de sus labios. Mordió con fuerza al traidor pedazo de carne inferior, con tanta saña que la sangre brotó de la herida. La paladeó y el sabor fue un aliciente a su miedo. ─ ¿Acaso no es suficiente para ti todo lo que ya has hecho? ─Hipó. Respiró, volvió a hipar. La boca se le cerró de golpe en un momento y al otro boqueaba por un poco de aire.

Porque el oxígeno no era suficiente, el miedo le atesó la garganta y provocó dolores en lugares de su cuerpo que no tenía conciencia de que existían. Estaba al borde de la histeria... en la histeria, corrigió cuando una carcajada con los matices de insania rompió el silencio de la noche. Había sido suya, pero ella la había sentido ajena. ─Puedes buscarte a... a cualquier otra, puedes usar a cualquier otra y ellas estarían encantadas... ¿p-por qué? ─El a mí no lo pronunció, pero la pregunta era clara.
BEAUTY IS TERROR


we are only humans
avatar

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t142-s-payne-randall

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por F. Wade Gladney el Miér Feb 25, 2015 6:26 pm

Sus dedos estaban hundidos en la piel de su brazo con fuerza, seguramente lo suficiente como para dejar la marca de sus falanges impregnados una vez que la soltara. La tarea de liberarse era básicamente poco posible . Era increíble el miedo que causaba en aquella chica sin ni siquiera esforzarse. Sus ojos estaban inundados en un absoluto pánico, cada parte de su bien detallada figura temblaba, y mientras tanto él ignoraba que todo este cometido era una injusticia. Ciertamente era consciente, pero no por ello le ablandaba. La vida... ¿qué era la vida sin injusticias? Cada día, a cada hora, minuto y segundo se producía una injusticia. A hoy le tocaba sufrir a ella, pero quién sabe si mañana le tocaría sufrir una de tal calibre a él.

Sus ojos divagaban por cada zona de su rostro, detallándolo con lentitud como si su mirada fuera un escáner, sin apenas pestañear. Hasta que, lejos de aquella especie de lloriqueos que no cesaban por parte de ela, una pregunta que Wade calificó interesante hizo que volviera a clavar su mirada sobre los ojos marrones de la chica. Sonrió. ─ ¿De verdad quieres saberlo? ─Formuló─ El por qué es simple. ─Y la mano que tenía libre, ascendió en dirección hacia su rostro, retirando un mechón de cabello que había aparecido de forma rebelde. ─ A mí no me rechazan. Ni tú ni nadie. Te di varias oportunidades, pero fuiste tan jodidamente estúpida de rechazarlas todas. ─Una breve pausa, acompañada de una mueca fingida. ─ Lo que no sabías, es que decidieras lo que decidieras, al final ibas a acabar haciendo lo que a mí me saliera de los cojones. ─La mejor parte sin duda había sido tenerla entre sus sábanas, pero aquello también había valido la pena. Su mano acarició una de sus mejillas, sintiendo la piel suave de la chica bajo sus dedos. ─ No me suelo fijar más de una vez en la misma tía, pero... oye, que estás de suerte. ─Y la cogió del mentón, haciendo que elevara la mirada hacia los ojos de él, terminando por acabar acercando su rostro peligrosamente al de ella, casi rozando sus labios. ─ Te quiero conmigo esta noche. De nuevo. Pero esta vez, sin drogas de por medio. ¿Qué me dices? ¿Tendré el honor de que hoy, aceptes?

Y una sonrisa, de nuevo volvía a plasmarse en su rostro. Una que emanaba gozo y cierto retintín al mismo tiempo.
BEAUTY IS TERROR



You look like my next mistake.
avatar

Mensajes : 31
Fecha de inscripción : 13/02/2015
Edad : 25

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por S. Payne Randall el Vie Feb 27, 2015 9:47 pm


Se encogió otra vez, ahogándose en un mar de oxígeno que no alcanzó a llenar sus pulmones. Su respiración se contuvo, sus dedos se encorvaron alrededor de su palma y sus uñas se hundieron en la tierna carne del reverso con sevicia. Él actuaba bajo los parámetros de alguien que disfrutaba causar sufrimiento, se divertía con el mero hecho de hacer que su cuerpo convulsionara de forma inesperada sin ningún control absoluto. Que sus ojos se agrandaran ante el pavor y su labio se moviera de manera incontrolable. Asustarla, hundirla, provocándole pánico. ─Te odio, te odio, te odio. ─murmuró, y las palabras se repitieron de sus labios, una y otra y otra vez, hasta que se volvieron parte de ella misma, sin ningún significado propio, sin ninguna clase de distinción aparte de lo que simplemente eran: una muestra de su propio estado emocional.

¿Eso era todo? ¿Por ese estúpido y caprichoso motivo había abusado cruelmente de ella, dejándola inhabilitada a negarse, a protestar y defenderse contra su ataque vil y cínico? Payne lo hubiera golpeado con tanta fuerza por eso si su cuerpo estuviese correspondiéndole, pero el miedo había atenazado su propia anatomía, impidiéndole hacer enormes esfuerzos. La única muestra de rebeldía por su parte fue el giro inesperado de su rostro, la forma en que trató de alejar su mentón de la mano de él, pero presa de sus dedos, de su agarre, la distancia entre ellos no desapareció, sino que volvió a afianzase cuando su cara se cirnió sobre ella. Gimió de dolor, apretando sus labios con tanta fuerza y alejando la cabeza para evitar cualquier contacto con ese extraño. Había perdido lo único por lo que había luchado toda su vida. Perdida, usada, desechada. Y el odio en sus venas refulgió con tanta fuerza que la dejó ciega por un momento. La ira no movitó su siguiente movimiento, sino fue el miedo, el terror a volver a ser víctima de ese vil ser. ─Nunca. ─Escupió, con el sollozo rompiéndole la garganta hasta finalmente convertirse en un llanto desgarrado y quedo.

La castaña movió sus pies, elevando su pierna izquierda unos centímetros antes de dejarla caer con fuerza sobre la extremidad inferior del hombre. Lo pisó, retorciendo su planta enfundada en los zapatos y levantó su mano, arrastrando sus uñas por el rostro ajeno. No quería lastimarlo, no quería dañarlo, solo deseaba que la dejara sola, que se alejara, que se perdiera de su vida, para siempre.
BEAUTY IS TERROR


we are only humans
avatar

Mensajes : 55
Fecha de inscripción : 13/02/2015

Ver perfil de usuario http://beautyisterror.foro-activo.com/t142-s-payne-randall

Volver arriba Ir abajo

Re: We meet again — private.

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado



Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.